Etiquetas


image

¿Cómo saber lo que nos están ofreciendo en la carta de vinos de un restaurante?, ¿qué vino acompaña mejor a un plato determinado?, ¿cuándo debemos negarnos a aceptar una botella? Mariano Rodríguez,  sumiller del prestigioso restaurante Arzak, comparte con nosotros algunas pistas que nos pueden servir de gran ayuda a la hora de elegir el vino adecuado en un restaurante.

Saber leer una carta de vinos

En la etiqueta que acompaña a la botella hay información de gran relevancia: añada (año de cosecha), procedencia o denominación de origen, edad (crianza, joven, reserva, etc) y clases de uvas. En la carta deben quedar reflejadas algunas de estas características para que podamos acertar en la elección del vino.

A cada plato su uva

Aunque hay vinos blancos que se pueden elaborar con uva negra, lo normal es que la uva blanca sea la más utilizada. Estos vinos van estupendamente con mariscos y pescados, sobre todo si son afrutados, jóvenes y frescos. Por otro lado, los tintos, combinan bien con carnes, y, por su parte, los rosados son los más versátiles, al ir bien con todo. Estas reglas generales son muy relativas cuando se trata de una cocina llena de matices como la actual cocina moderna. En la cocina, hay que hacer uso de la imaginación.

El color

El color del vino nos dice mucho sobre las características de éste. El color teja es indicativo de madurez, un vino tinto joven se nos mostrará con matices violetas, mientras que un blanco de crianza tendrá un maravilloso color dorado, y uno joven destaca por sus tonos verdosos y amarillentos.

El precio no lo es todo

Aunque si bien es cierto que hay muy buenos vinos que tienen un precio elevado, eso no quiere decir que para disfrutar de un buen vino haya que gastar mucho dinero. En la actualidad, hay cada vez más caldos que destacan por una magnífica relación calidad/precio. Son vinos jóvenes, con un agradable olor a fruta y con un gran futuro.

¿Vinos para hombres o mujeres?

Mariano Rodriguez dice que no cree en eso de que hay vinos para hombres y vinos para mujeres. Lo que sí hay son vinos con mayor contundencia y vinos más suaves y delicados. Hay mujeres que son grandes conocedoras del mundo del vino a las que les apasiona un caldo con cuerpo, y, del mismo modo, hay hombres a los que les gusta un vino delicado.

¿Cuál es la temperatura ideal?

Si bien es cierto que en esto de la temperatura cada persona debe ir descubriendo cuáles son sus propias preferencias, en el caso de vinos espumosos y blancos no conviene servirlos a temperaturas excesivamente frías, ya que éstas enmascaran los aromas y el sabor de estos deliciosos caldos.

Saber rechazar una botella

El sumiller de un restaurante debe catar el vino antes que el comensal para asegurarse que está en buen estado. En el de aquellos restaurantes que carecen de esta importante figura, es importante que el cliente pierda la vergüenza  a decir lo que opina sobre el vino que se le ha servido, y más en los casos en los que la botella está acorchada. En algunos ocasiones, si se trata de un crianza, el cliente puede equivocarse acerca de la calidad del producto si detecta un cierto olor extraño al ser descorchada la botella. En cualquier caso, es importante comunicar siempre nuestras impresiones al personal del restaurante.

Brindar con vino

Aunque el vino espumoso es el más usado para brindar, debido a que su naturaleza gaseosa y chispeante invita a la fiesta y a la alegría, lo cierto es que cualquier vino de calidad puede ser perfectamente válido para llevar a cabo un brindis en cualquier situación que se desee.

Publicado desde Cesx Certificado de eficiencia express Córdoba. http://www.cesx.es